https://stackpath.bootstrapcdn.com/bootstrap/4.3.1/js/bootstrap.min.js https://stackpath.bootstrapcdn.com/bootstrap/4.3.1/js/bootstrap.bundle.min.js
 [656]790-5397    [55]1077-2617 
Consulta Gratis         English

El error de un empleado que costó... ¡71 millones de dólares!

¿Sabes como se le llama a las palabras que se pronuncian igual, se escriben diferente y su significado es distinto? Esto lo aplicas en tu día a día. Veamos por qué son homónimos...

Como quizá sepas, a juzgar por mis correos electrónicos anteriores, traducir no es fácil, y no todo el mundo puede lograrlo.Hay errores en la traducción que pueden causar situaciones vergonzosas, pérdida de trabajos, o bien que sean la razón que seamos contratados o despedidos. Pero cuando nos enteramos de que estos errores pueden ocasionar demandas colosales, puede incluso dejarnos con la boca abierta. 

En 1980, un error de traducción causó una demanda cuantiosa en Florida. Willie Ramírez, de 18 años, fue llevado al hospital. No había traductores disponibles y un miembro del personal "bilingüe" les ayudó. La madre de Willie le dijo al personal que su hijo estaba intoxicado; esto se tradujo como "intoxicated", lo cual es muy inexacto. El término "intoxicated" se utiliza para describir los síntomas relacionados con una sobredosis de drogas o alcohol, por lo que Willie fue tratado como tal. Cuando los médicos se dieron cuenta de que sufría de intoxicación alimentaria y no de ebriedad o sobredosis, ya era un poco tarde, el Sr. Ramírez quien por desgracia quedó cuadripléjico. Él recibió una indemnización por mala práctica de 71 millones de dólares. 

Hoy en día, gracias a la tecnología algunas herramientas pueden ayudarnos mucho más que lo que teníamos disponible en los años 80, pero es muy probable que una herramienta de traducción automática, como los dispositivos que se pueden utilizar para obtener una interpretación en tiempo real que ya están disponibles, pueda cometer el mismo error que se puede ver a continuación cuando se utiliza Google Translate, la tecnología detrás de esos nuevos dispositivos.

Ya sea que seas el director de un hospital o el padre de un niño enfermo, siempre es mejor prevenir que lamentar. Consulta a un experto; no te pongas a ti mismo, a tus clientes, a tu empresa, a tu público o incluso a tus familiares en peligro.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

© ABAM TRANSLATIONS 2020.
Todos los derechos reservados.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

© ABAM TRANSLATIONS 2020.
Todos los derechos reservados.

Newsletter